MI EXPERIENCIA CON EL PERICARDIO

Recientemente, gracias a Nuria González (Osteópata especialista en Osteopatía Bioenergética Celular), he redescubierto mi PERICARDIO. Para definirlo de una manera sencilla, diré que es una palabra que tiene su origen etimológico en el griego y está compuesta por dos elementos:

fisiologia-pericardio
– El prefijo “peri-”, que puede traducirse como “alrededor”.

– El sustantivo “kardia”, que es sinónimo de “corazón”.
Según nos comentaba Nuria, es el protector físico y energético de nuestro corazón, la puerta de entrada de nuestras emociones. Ante cualquier amenaza o miedo, el pericardio se retrae afectando a todo el organismo. Asimismo, el olvido de quienes somos, provoca el miedo, y el miedo provoca el cierre de nuestras células, impidiendo el fluir de la energía, lo que provoca la enfermedad.
Refiere, desde esta perspectiva que la evolución pasa por el reconocimiento de quienes somos. Si no sé quién soy busco el reconocimiento de los demás y esto puede llevarte a la enfermedad. Cada célula de nuestro cuerpo, guarda la memoria de toda la evolución y debemos recordar que en un momento fuimos pájaros.

Haciendo una metáfora, si observamos nuestra estructura física, podemos ver que las clavículas son las llaves de nuestras alas, directamente unidas al esternón. El esternón es nuestra Escálibur, plantada en nuestro pericardio, que a fuerza de olvidar quienes somos se ha endurecido, aprisionando la espada de Escálibur en su retracción. Entre el esternón y el pericardio, está el Timo.

La palabra Timo proviene del griego “thýmos”, cuyo significado es energía vital. Es una glándula que se agranda cuando estamos alegres y disminuye cuando estamos estresados o enfermos.

Añadiendo todos estos conceptos a mi experiencia y conocimientos, me doy cuenta una vez más, que pasamos mucho tiempo buscando algo, que ya tenemos en nuestro interior, algo que ya somos, algo que olvidamos un día y que estamos destinados a encontrar.

Mi reflexión, tras esta experiencia, es que cuando nuestro pericardio está libre, nuestro corazón funciona con fluidez, porque no tiene presión. En ese estado, todo nuestro cuerpo siente la vitalidad inicial con la que nacimos y que se encuentra en nuestro interior, a veces, aprisionada, por el estrés o la enfermedad. El corazón, donde se encuentra la energía vital, primer signo de vida en el vientre materno, sufre los traumas y dificultades emocionales, desde allí se envía información al cerebro, que llega al tálamo. El tálamo, forma parte del sistema límbico, es el punto de encuentro de casi todos los nervios que conectan los hemisferios cerebrales y al cuerpo con el cerebro. Es el encargado de procesar la información que llega del exterior y transmitirla a la corteza cerebral.

Haciendo una referencia a la teoría de los cuadrantes cerebrales de Ned Herman y la aportación de Coequipo a esta teoría, encuentro de nuevo la similitud, la necesidad de equilibrio cerebral, la búsqueda de nuestra esencia, el cuadrante con el que nos identificamos, donde vivimos actualmente, y en el que nos sentimos realmente cómodos, momento en el que fluimos con nuestra energía vital. Al igual que cuando nuestro corazón está liberado, podemos fluir y nos alejamos de la enfermedad, cuando estamos cerebralmente equilibrados, nuestras emociones fluyen y somos capaces de proyectar, conceptualizar y organizar nuestra vida y todo lo que ella conlleva.
Pericardio liberado y cerebro equilibrado, continúo mi proceso de autoconocimiento.

Victoria García Martínez
Psicóloga y Coach de Equilibrio

2 Replies to “MI EXPERIENCIA CON EL PERICARDIO”

  1. Querida Victoria, que maravilla de síntesis!!!gracias por RE COR DAR..leía tus palabras y me salían un montón de suspiros.. Es un ejemplo práctico de que tus palabras ABREN y liberan el tarrito de la esencia SOMOS ORO!!!!GRACIASSS

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s