Sucede

Sucede que, a veces, les permitimos a nuestros adolescentes expresar lo que sienten, sucede que, a veces, los escuchamos y sucede que, a veces, nos duele entender de dónde viene su agresividad, su apatía, su desmotivación, su falta de iniciativa. Y nos duele porque nos sentimos cuestionados y tenemos que reconocer que lo hicimos lo …