Julieta trae un mensaje

Vino ayer, después de un tiempo de silencio, dijo que necesitaba contarme algo, sentía que le había sido revelado un secreto que hacía mucho que ella sabía pero del que no era consciente.

Había conseguido saber su para qué, su mensaje, su motivo para pasar por esta vida. Y todo esto, según me decía estaba muy relacionado con el papel del hombre, el rol masculino en su familia.

Me contó que había comprendido que el matriarcado en el que había crecido estaba enfermo. Esta toma de conciencia le había revelado que ella, sí, ella, traía un mensaje, una misión sanadora: la reconciliación con el hombre, con lo masculino.

Todas las mujeres de su clan, mujeres poderosas, de carácter fuerte, iniciativa y personalidad, habían asumido la carga familiar durante generaciones, eclipsando a la figura masculina. Los hombre de su clan, sumisos o evitativos, habían tomado un papel ausente y poco participativo.

De generación en generación, se había transmitido la creencia de que el hombre era malo, egoísta, egocéntrico, infiel… pero que era útil en una época en que la mujer a penas tenía voz, y sin la compañía de un hombre no podía disfrutar de ciertos aspectos de la vida.

Por lo tanto, estas mujeres, desde su necesidad de supervivencia y ansias de libertad e igualdad, durante generaciones les quitaron a ellos su lugar, su opinión… y se hicieron fuertes, apoyándose siempre unas a otras.

Ahora, ella lo había comprendido todo y era hora de reaccionar y actuar. Por qué ella, se preguntaba en voz alta en la sala, pero no encontraba una respuesta. Yo solo escuchaba y le permitía un espacio de reflexión.

Quizás su toma de conciencia la colocaba en un lugar privilegiado para poder romper ese secreto y dejar de cumplir el mandato familiar de menospreciar a los hombres.

Antes de dar por terminada la sesión, me dijo con gran seguridad, que su misión era permitirles su sitio a los que aún estaban aquí, eso sanaría a las generaciones anteriores. Pero… ¡qué difícil hazaña!

Todos tenemos una misión en nuestra vida y nada tiene que ver con lo que hacemos, está relacionado con lo que somos, y eso, solo podemos averiguarlo mirando en nuestro interior. ¿Cuál es tu mensaje, cuál es tu misión?

Victoria Eugenia García Martínez

Psicóloga y Coach

Publicado por Victoria Eugenia

Victoria Eugenia García Martínez. Psicóloga Sanitaria colegiada AN-04323, Logopeda colegiada 29/1203, Coach Personal CAC de ASESCO 11037 y Formadora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: